Concepto y propósito de la bioquímica

Concepto y propósito de la bioquímica

Concepto y propósito de la bioquímica

La bioquímica es el estudio de los procesos químicos que ocurren en los tejidos vivos. Concreta mente, la bioquímica estudia a los seres vivos y describe como ocurren los procesos
biológicos a nivel molecular, al utilizar conjuntamente los principios de la química orgánica y
de la fisiología en la búsqueda de la comprensión cada vez más precisa de los procesos biológicos.
La bioquímica analiza los fenómenos biológicos a nivel más profundo que el de las modificaciones aparentes, y la información está más allá del campo de lo que se observa a simple vista o
con cualquier microscopio. Las bases conceptuales de la bioquímica se encuentran en la química
orgánica, la fisicoquímica y la fisiología.

El propósito de la bioquímica, como nos dice Robert Murray, consiste en describir y explicar,
en términos moleculares, todos los procesos químicos de las células vivas.

Desarrollo histórico de la bioquímica

Concepto y propósito de la bioquímica

La iniciación de la investigación dentro de los límites de la moderna bioquímica se produjo hace unos 200 años. En la segunda mitad del siglo xviii y durante todo el xix se llevó a cabo un gran esfuerzo para entender tanto el aspecto estructural como el funcional de los procesos vitales. De particular interés son los estudios realizados por el químico francés Antoine Lavoisier (1743-1794), alrededor de 1780, sobre la respiración; con los resultados de las determinaciones calorimétricas acerca del calor desprendido en la combustión por un lado, y la respiración en células vivas, por otro, Lavoisier concluyó que la respiración es similar a la combustión, sólo que más lenta.

Una mirada a la naturaleza y composición química de la célula

La célula es la unidad estructural y funcional básica de la cual están constituidos los organismos vivos. El organismo vivo más complejo, el ser humano, puede contener un billón de ellas, mientras que muchos microorganismos sólo se componen de una sola célula. Los organismos unicelulares de muy diferentes clases y las células del tejido del cerebro o del músculo son tan diferentes en su morfología como lo son en su función. Pero a pesar de toda su variedad son células y por ello todas tienen una membrana celular, un citoplasma que contiene diversos organelos y un núcleo central. Además de tener una estructura definida, las células tienen en común un cierto número de funciones características

No existe una célula típica dada la gran diversidad de formas vivientes, así tenemos células diferentes en cada uno de los reinos de la naturaleza, sin embargo, para fines prácticos se pueden mostrar tres de ellas, de las cuales se hará una breve descripción de su organización subcelular, y posteriormente sus componentes moleculares.

Un primer ejemplo sería una célula animal que representaría una célula eucaristía, como la
siguiente:

celula animal

Un segundo ejemplo de célula sería el de una célula vegetal, que también representaría a las células eucariotas:

Un tercer ejemplo es el de la célula bacteriana representante de las células procariotas:

célula bacteriana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *