Lípidos

Lípidos

Lípidos

Lípidos.

El grupo de biomoléculas más diverso que estructuran a la célula y que realizan una serie de funciones celulares, es el de los lípidos.

 Es tan vasta la biodiversidad de biomoléculas lipídicas que es difícil definirlos de manera sencilla. Estas biomoléculas orgánicas son un grupo heterogéneo de compuestos celulares, es decir, de origen biológico con diversas propiedades químicas.

Pero que tienen en común sus propiedades físicas: son insolubles en agua y son solubles en los solventes orgánicos no polares como el éter, benceno, heptano, alcohol etílico (etanol) caliente, acetona y cloroformo.

 Los lípidos se almacenan en el cuerpo como material de reserva energética y se oxidan cuando es necesario producir energía. Los lípidos son moléculas importantes de la dieta no sólo porque tienen un alto valor energético.

Sino también a las vitaminas que son solubles en grasas (liposolubles) y a los ácidos grasos esenciales contenidos en los triglicéridos de los alimentos naturales.

Algunos lípidos funcionan como aislantes eléctricos ya que permiten la propagación rápida de las ondas de despolarización a lo largo de los nervios mielinizados.

 

lipidos

Los lípidos constituyen la mitad de la masa de las membranas celulares y además forman la estructura básica de algunas hormonas y de las sales biliares.

Las lipoproteínas (combinación de lípidos y proteínas) se encuentran en la membrana celular y en organelos intracelulares como, por ejemplo, la mitocondria.

Otros lípidos, aunque se encuentran en pequeñas cantidades, realizan un papel muy importante.

Por ejemplo, como acarreadores de electrones, cofactores enzimáticos, pigmentos que absorben luz, agentes emulsificantes, etcétera.

Es necesario conocer la bioquímica de los lípidos para entender muchas áreas biomédicas importantes como la obesidad, la diabetes mellitus, la aterosclerosis y las funciones de varios ácidos grasos poliinsaturados en la nutrición y la salud.

Clasificación de los lípidos

Existen gran número de clasificaciones de lípidos y aún no se acepta una clasificación universal de ellos; nosotros adoptamos la siguiente:

Clasificación de los lípidos

Lípidos simples

Los lípidos simples son ésteres de ácidos grasos con diversos alcoholes. Se clasifican en glicéridos (grasas y aceites) y ceras.

Si el alcohol es el glicerol, es decir, el alcohol formado de 3 átomos de carbono y tres grupos hidroxilo, reciben el nombre de glicéridos conocidos también como acilgliceroles.

Si el alcohol es monohidroxílico (que solo contiene un grupo OH) y además es de cadena larga, se denominan ceras.

Como los dos tipos de lípidos simples contienen ácidos grasos, estudiaremos su estructura. Los ácidos grasos contienen una cadena hidrocarbonada (contiene carbono e hidrógeno) con un grupo carboxilo al final (en el extremo de la molécula).

 El carbono de este grupo carboxilo es el carbono número uno. La cadena hidrocarbonada puede estar saturada de átomos de hidrógeno o puede estar insaturada, es decir poseer uno o más dobles enlaces, por esta razón los ácidos grasos se clasifican en: ácidos grasos saturados y ácidos grasos insaturados.

Grupo Carboxilo

Los ácidos grasos son ácidos carboxílicos de 4 a 36 átomos de carbono, que reciben el nombre de grasos porque forman parte de algunos lípidos (grasas, aceites, ceras, fosfolípidos, esfingolípidos, prostaglandinas).

Los ácidos grasos tienen como fórmula general: R-COOH, donde R es una cadena hidrocarbonada y –COOH es el grupo carboxilo que siempre es el carbono número 1.

 Los alimentos pueden contener ácidos grasos con 4 a 24 átomos de carbono. Los ácidos grasos que tienen un número par de átomos de carbono, son desde el punto de vista biológico, los más importantes.

Los más abundantes tienen entre 14 y 22 átomos de carbono y predominan los de 16 y de 18. Se han logrado aislar más de 100 diferentes ácidos grasos a partir de lípidos procedentes de animales, plantas y microorganismos.

 En el citosol solo una parte muy pequeña se halla en forma de ácidos grasos libres. En el plasma sanguíneo los ácidos grasos se unen a otros compuestos, como, por ejemplo, cada molécula de albúmina es capaz de interactuar con cinco moléculas de ácido graso.

 Los ácidos grasos saturados son los que tienen todos los carbonos de la cadena hidrocarbonada llenos de hidrógenos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *